DIME DE QUÉ DISCIPLINA DE CICLISMO VIENES

En el mundo gravel casi todo el mundo viene de otra disciplina y trae diferentes maneras de entender el mundo de la bici consigo. Esto hace que en foros, blogs y posts de redes sociales puedas encontrar opiniones que suenan a sentencias pero que no dejan de ser una descripción subjetiva y muy parcial de una disciplina que no es ni carretera ni BTT, aunque tenga un poco de ambas. Vamos a intentar analizar qué ventajas y desventajas tiene una bici de gravel, pero primero veremos qué tipos de graveleros existen. Los tres tipos más frecuentes son estos tres: 1: Los curiosos que tienen una larga lista de bicis compradas y vendidas a la que añaden una gravel por tener una más, 2: hay gente que ha sido “carretera” de toda la vida pero que de un tiempo a esta parte ha ido aborreciendo el tráfico y busca realizar su ciclismo favorito en ausencia de tráfico y por último 3: hay gente con una o varias bicis de montaña que busca algo diferente, sin saber muy bien lo que piensan hacer con su nueva bici gravel.

No hay nada malo en tener un pasado, lo malo es cuando este pasado sentencia el futuro del gravel.

Los curiosos que están más interesados en adquirir bicicletas que en hacer rutas son gente que habla de las bicis como hablan los niños de sus cromos en el colegio. Siempre hay una que es mejor que la otra porque tiene mejor geometría o mejores componentes, pero que después de muchas palabras no llegan a decir nada de lo que se siente cuando montas.

Los ciclistas que vienen de la carretera se han convertido en los últimos años en un grupo muy numeroso y que crece cada año un poco más; suele ser gente acostumbrada a la dureza y a la distancia. Cuando desembarcan en el gravel se dan cuenta de que sus rutas se amplían más allá de las conocidas carreteras. No suelen tener demasiados problemas con la disciplina y si acaso se quejan de que al llevar cubiertas más anchas andan más lentos. Y las grupetas suelen ser más pequeñas

Los montañeros, sin embargo, tienen un periodo de adaptación más largo porque quieren hacer cosas parecidas a lo que hacen con la BTT y la gravel les decepciona ya que no pasa bien sobre un montón de piedras o no salta como esperaban. Estos inconvenientes suelen estar relacionados al no darse cuenta de que gravel no es BTT. Y aunque algunas marcas pongan videos de gente saltando y haciendo descensos con las bicis de este tipo, no me consta que los profesionales del Downhill se quiera dejar las suspensiones de largo recorrido para pasar a competir en gravel.

Así que teniendo en cuenta que cada usuario puede presentar ya un precondicionamiento en sus ideas, podríamos esquematizar ventajas y desventajas de las bicis gravel, sabiendo que no serán compartidas por todo el mundo. Las cosas que me gustan son por ejemplo:

Con respecto a una bicicleta de carretera la principal ventaja es que nos permite transitar caminos que no podemos con nuestras cubiertas de 700X25 sin jugarnos una avería. Con respecto a una bici de BTT, la principal ventaja es que nos deja cubrir más distancia a una velocidad media más alta y con menor esfuerzo. Y las cosas que no me gustan tanto:

Son más lentas que las bicis de carretera y con respecto a las bicis de montaña hay que aprender un par de cosas a la hora de frenar, repartir el peso en los ejes bajando y pensar las rutas desde otra óptica.

Y para concluir hagámonos la pregunta del millón, ¿y si me la compro para qué diablos la quiero?

Yo ya digo bien claro que no me sirve para hacer bajadas agresivas por senda, ni para dar saltos ni para andar a mil por hora por carreteras bien asfaltadas. Cada uno es un mundo y lo único que puedo contar es lo que yo hago. Me sirve para hacer rutas por vías verdes, para hacer grandes rutas de varios días recorriendo una media de 100 km diarios combinando caminos de tierra y carreteras secundarias de esas que asfaltó Cristóbal Colón cuando era joven sin ir saltando a cada bache. Y me sirve para salir al monte por los caminos principales. No son muchas razones en estos tiempos que corren con interminables listas en la red, pero puede que un poco de suerte este texto te ayude a atender un poco mejor lo que es, o mejor dicho, para qué sirve una gravel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *